PREMIO PAU I JUSTICIA

Premi Pau i Justicia 2017 Juan Diego Botto

El Premio “Pau i Justícia” surge con la finalidad de reconocer la trayectoria de un/a cineasta, productora o director/a de cine en materia de Derechos Humanos por parte de la Fundación por la JusticiaUn premio que apuesta por la labor en pro de los Derechos Humanos y la Justicia como valor y reconocer la labor, ahora más esforzada que nunca, de quienes se comprometen por ellos a través del audiovisual.

Los candidatos/as se caracterizan por la dedicación de su vida profesional a dar a conocer los objetivos del milenio y poner voz y luz a colectivos a los que se les vulneran sus derechos de forma sistemática.  Un cine comprometido con la cooperación internacional, sanidad, educación, sistema judicial, sistema penitenciario o defensa de derechos.

En 2017, en la VIII edición de Humans Fest, el premio ha recaído sobre le actor, dramaturgo y director Juan Diego Botto, por su trayectoria profesional en defensa de los derechos humanos. Juan Diego Botto ha trascendido en la sociedad por su compromiso personal por los Derechos Humanos, siendo protagonista de películas como Historias del Kronen de Montxo Armendáriz, Plenilunio de Imanol Uribe y Asfalto de Daniel Calparsoro entre otras con gran relevancia en la industria. Lo que cabe resaltar es su implicación en la reivindicación de los Derechos Humanos junto a movimientos como el 15-M, Nunca Mais o No a la guerra y la participación activa en asambleas vecinales.

Como dramaturgo ha cautivado al público con obras como El privilegio de ser perro, su propia versión de Hamlet, Despertares y celebración y el texto de la obra Un trozo invisible de este mundo (2012) en el que trata temas sangrantes y actuales como la inmigración y el exilio desde una mirada comprometida socialmente. En 2014 obtuvo los Premios Max de Teatro a Mejor Actor y Mejor Autor Revelación junto al Premio a Mejor Obra del Año.

Juan Diego Botto al recoger el premio Pau i Justícia, citó a James Oppenheim en el poema reivindicativo Pan y Rosas, que ha inspirado a muchos colectivos en la lucha por los Derechos Humanos: “Vivir no es sobrevivir. Todos tenemos derecho al pan y a las rosas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *